martes, 17 de abril de 2012

Testigo relató los últimos días del "Gato" Sánchez en la Casita de Mártires

Epifanio Acevedo, uno de los ocho testigos que ayer declaró en la continuidad del cuarto juicio por lesa humanidad en Misiones, reveló que estuvo detenido junto a Miguel Ángel Sánchez, quien estaba desaparecido

El Tribunal Oral Federal de Posadas retomó las audiencias de declaraciones testimoniales en el juicio oral que se realiza en Misiones por crímenes contra los derechos humanos cometidos en tres centros clandestinos de detención que funcionaron en esa provincia.

Epifanio Acevedo, uno de los ocho testigos que ayer declaró en la continuidad del cuarto juicio por lesa humanidad en Misiones, reveló que estuvo detenido ilegalmente junto a Miguel Ángel Sánchez en el destacamento policial denominado Casita de Mártires, cuyo monumento recordatorio se encuentra en la zona del acceso oeste y continuación de la avenida Chacabuco.

Orlando Sicardi, Jorge González, Guillermo Sosa, Esteban Lozina, María Estévez Alejandro Rodríguez, Héctor Escobar y Epifanio Acevedo, fueron los ocho nuevos testigos que ayer aportaron sus testimonios en el Tribunal Oral Federal de Posadas, en la continuidad del cuarto juicio por lesa humanidad.

Los ex policías Carlos Herrero, Felipe Giménez, Julio Amarilla, Carlos Pombo y el ex médico de la fuerza Roque Mendoza son juzgados por casos de vejámenes y torturas cometidos en el último gobierno de facto, en la sede de la Jefatura de Policía, principalmente en el entonces departamento de información.

A 36 años del inicio de la última dictadura, el caso de Miguel Ángel "Gato" Sánchez, militante joven que fue detenido y asesinado es uno de los que está en plena reconstrucción. Por primera vez un testigo, también víctima, aportó datos con respecto al lugar y en qué estado se encontraba exactamente el estudiante secundario antes de fallecer, tras no poder soportar las crueles torturas a las que fue sometido.

Acevedo, uno de los ocho testigos que ayer declaró en la continuidad del cuarto juicio por lesa humanidad en Misiones, reveló que estuvo detenido ilegalmente junto a Sánchez en el destacamento policial denominado Casita de Mártires, cuyo monumento recordatorio se encuentra en la zona del acceso oeste y continuación de la avenida Chacabuco.

Acevedo, entonces un joven 22 años y militante del Movimiento Agrario de Misiones (MAM), fue detenido en octubre de 1976 en Jardín América. Fue trasladado hasta el edificio capitalino ubicado en Santiago del Estero y Buenos Aires, y a la semana los policías lo llevaron hasta el centro clandestino que funcionaba cerca del Aeropuerto General San Martín.

"Decían este tiene que cantar y ahí me llevaron hasta la Casita de Mártires donde me torturaron de la peor manera, obvio que la picana era algo común. A mi lado también estaba colgado de una soga el Gato Sánchez, a quien identifiqué porque lo llamaban por su nombre", recordó Acevedo.

Sánchez era un estudiante secundario del turno noche en el colegio "Martín de Moussy". Fue secuestrado y las fuerzas lo llevaron el viejo destacamento policial donde no soportó la macabra tortura.

"Se fue el Gato se decían entre ellos los policías y murmuraban que capaz tomó mucha agua, después de recibir tantas descargas eléctricas. Ahí me di cuenta que lo mataron en ese lugar".

Epifanio Acevedo narró también que al ser ingresado al departamento de información vio a la docente y militante del MAM Susana Ferreyra, quien fue detenida y hoy continúa desaparecida.

 "Susana estaba muy mal. Su cuerpo estaba prácticamente todo quemado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada